martes, 9 de septiembre de 2008

La Versión según Hanna (1ra Parte)

Hey atrapen a esa mujercita ¡Policía! ¡Policía!

Sus pies se enredaron con los míos y caímos sobre un puesto de artesanías, quedando cubiertas con gallos de lana, collares hechos con granos de café, morrales hippies y quien sabe cuanta madre más. Desconcertada y tratando de quitarme las chácharas de encima dije: ¡Qué chingados pinche vieja loca! Volteo hacia mi lado derecho y dentro de tanto desmadre veo que un morral de lana me dice: Ay perdón! de verdad lo siento. ¡Poota! o sea, después del madrazo que me dí por culpa de la vieja loca que corría paniqueada por la policía ahora resulta que los morrales me hablan. A lo lejos y tratando de agarrar la onda, escuché que dijeron: Se fue para allá, hacia la catedral! ¿Qué pedo, qué está pasando?... El morral seguía temblando y yo aún debajo de todo ese desmadre hippie...¡GRACIAS!
Pocos segundos después, una voz exclamó: ¡Aaaaaaaaaaaaaay! ¿Están bien?, a lo que yo contesté: Sí todo bien solo falta que una paloma de barro cobre vida y venga a cagarme. El morral comenzó a reír y de pronto ¡POOF! el morral ya no era morral, era una mujercilla con una playera de Cannibal Corpse, pantos de mezclilla y "converscitos" negros, tenía el cabello largo y oscuro, ojos desorbitados y una sonrisa diminuta... ¿RinGuu? ¿Seven Days?!!!
Levante la vista y veo a otra mujer cubriéndose el rostro con preocupación y moviéndose de una manera muy peculiar, por el gesto, la forma en que vestía y giraba deduje que era la dueña del puesto, AAAAAAAAAAY! AAAAAAAAAAAY! AAAAAAAAAAAAAAAAY! gritaba mientras seguía dando de vueltas.
La mujer morral así decidí llamarle ya que aun no preguntaba su nombre, me extendió su mano para poder levantarme. Al estar ya de pie, me pude dar cuenta que la extraña hippie del puesto seguía girando sobre su propio eje. Bueno a estas alturas del partido cualquier cosa puede pasar... ¡Podría ser! Definitivamente esto comenzaba a superar mi categoría de situaciones anormales o dado el caso paranormales, la mujer morral se dirige a mi diciendo: Guu, Guu, Guuuuuuu! Hola soy Guu Guunmondostir, digo Guundesmontir tengo este apellido tan peculiar porque yo soy Islandesa soy una persona muy especial, medio lapona, medio esquimal, medio... medio mongola.

Mis padres eran un poco hippilondios y me dieron una educación que eso no era educación ni era nada, porque era todo el día ir en culos, así como con mucha relajación de costumbres, yo compuse una personalidad distinta, básicamente estoy medio merilota y hago lo que me da la gana. Y pues, hago las cosas así como me vienen... a la gornú! Por cierto la hippie que sigue girando participó conmigo en dancer in the dark, creo que aún no lo supera.

Con la descripción que Guu acaba de darme entendí todo aquel desmadre. En un parpadeo aquella hippie estaba frente a nosotras. ¡Ay! Hola me llamo Marilúrias, me gusta vender aretitos, collarcitos y tengo a mi cargo una docena de chamulas que hacen gallitos de lana, también me dedico a la fabricación de jabones para la "batella" y de hobbie los fines de semana me gusta dar terapias Ledoy aunque a veces me tomo el agua de mis pacientes. ¡Chale!... Ahora si que todo lo que alguna vez tuvo sentido valió madre.
A lo lejos vi que un coche se estacionó, del vehículo bajo un hombre disfrazado de vaca y corría hacia nosotras diciendo: ¡Sooooopoooooota madre! Cachorras es tiempo de irnos, la Calabaza estará a punto de convertirse en Curguatón, vámonos ¡corran! Day nos espera.
Momento, ¿Este quien es? le dije a Marilúrias, el es Viti es el encargado del trabajo sucio, dueño y señor del wachatecomiranch.
Marilúrias corrió hacia el coche junto con Viti mientras Guu sacó una barita mágica... ¡TOC TOC! Jikitus fikitus samblakazam que todos me escuchen, voy a hablar nos mudamos de aquí y hay que empacar Jokiti pokiti mokiti bra, abra cadabra pata de cabra pequeñez debe haber y todo en un saco podrá caber... En un dos por tres el puesto completo estaba dentro del maletín de los pumas.
No tuve otra opción que huir con ellos, justo antes de subirnos ¡POOF!... Alguien grito: ¡Cotz! se los dije para que chingados no se apuraron está madre ya se volvió Curguatón. Cada segundo se volvía más extraño y confuso.
¡Aaaaaaay, Sopotamadre, Qué pedo!, todo mundo comenzó a gritar y la morra dentro del Curguatón ¿Quién es? Hola me llamo Day soy especialista en Abejas Miopes.
En ese momento dije: ¿O sea que Viti es el zancudo loco loco loco?
Day un poco alterada respondió: Bueno ya lo que sea ¿Se van a subir o les pido un taxi doble? está madre ya es Curguatón pero aún funciona.
Cuando el Cuarguatón avanzaba pregunté ¿A donde vamos?... A la chingada dijo Day.
Ok que más da ya estaba trepada en la unidad, lo imposible ahora era posible...
C O N T I N U A R Á

4 comentarios:

Flora dijo...

jajaja... q historia!!! la tercera versión muy buena, che carola como siempre bien creativa!!! pa q me crean lo de mi puesto conseguiré mis huraches!!!jajaja...
no te tardes ana en completar la versión que ya quiero saber a donde nos vamos!!
las quierooo tertuuu y agregados!!

[ Guu ] dijo...

JAJAJAJAJA no mames, soy la mujer morral!!! jajaja q risa, muy buena historia... sí pues... ana es creatividad pura!!!!

hay que hacer una encuesta sobre esos huaraches de la marilú JAJAJA

Flora dijo...

no mamen!!! mi vida no es una encuesta!!! jajajaja....

[•HännåKã®ü§ha•] dijo...

Tal vez no... podría ser, pero los huraches serían muy buen pretexto para encuesta! aaaaaaaaahahahahahahaha!